viernes, 26 de septiembre de 2014

¿Nido de Águilas?


         Y levante el vuelo
 para abandonar el nido,
me deje llevar por el viento
para no mirar atrás.
    Deje que mis alas me elevasen,
intenté esconderme entre las nubes
con la intención de olvidar.
   Arranqué raíces de cuajo
dejando un hueco en la roca,
taponé con barro un caño
para robarle agua al Huecar.
     Y  volé a parajes lejanos
pensando en no regresar,
creyendo que en el amor
la distancia hace el olvido,
pero el querer a mi tierra
nunca ha desaparecido.
    Poe sus cuestas empedradas,
entre el rumor de la lluvia
que cae de los canalones
me aproximo hasta el castillo.
  Empapado de recuerdos
al asomarme al abismo
puedo contemplar el Júcar
que se acerca lentamente
hasta el recreo peral.
miro desde san Isidro,
cementerio enamorado
donde las piedras pintadas
simulaban animales,
donde las momias dormidas
cuidaban aquel camastro
de la que no fuera dueña,
sí cuidadora abnegada,
una loca de despierta
una artista en su morada.
    Desde la cárcel el Huecar,
arroyuelo de mi infancia,
va deslizando sus aguas
por esa hoz no encantada,
pero siempre encantadora
con esa risca del angel,
que tanto admiré en el tiempo
frante a las casa colgadas.
    En él cogí culebrillas,
renacuajos, pececillos,
en él me bañé mil veces,
con él compartí mi penas
cuando todavía era un niño.
   Levantando la mirada
por la ladera del cerro,
veo tomillos y aliagas,
espliego junto a romero,
aspiro el aire con fuerza
para aglutinar aromas,
   Los pinachos en la cumbre
dan portección a esa virgen
 que un día me dio cobijo,
escondido tras su manto
en una tarde de invierno
de frio intenso, de nieve
y el corazón de Jesús
azotado por el viento.
   Tan solo tengo un momento,
 un día de estancia en Cuenca,
he de volver a mi nido
construido en tierras lejanas,
he de cuidar mis polluelos
que algún día querrán volar,
renegar de esa, su tierra
y que un día al regresar,
recordarán su pasado,
y al volver la vista atrás
verán aquellos caminos
que no han de volver a andar.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Interactiva (final)


Interactiva (final)

Solo mayores de 18 años
Alto contenido sexual

        Nada más salir del aeropuerto, lo primero que hizo, fue mandar un mensaje a Pipi.
))))  Ya hemos llegado.
))))  Te veo en casa. 
))))   Voy haciendo algo de picar para la cena.
           Puntualmente apareció Pipi: llegó el momento de dar la cara.
     .-Olga, ya estoy en casa.  Vamos cuéntame lo que has hecho en Barcelona
.-hola, todo un peñazo.  Para ir de visita muy bien, pero allí, toda la tarde de pie, callada, luego en la cena con la sensación de estar en el sitio y momento equivocado
      .- ¿y eso es todo? Vaya sosa
.-pero siéntate aquí a mi lado.     Tengo algo importante que contarte
     .- ¿Qué es eso tan importante?
.-es que no sé cómo empezar
     .- ¡ay! A la señora le gustan las jovencitas
.-no, que va.  Bueno, el caso es que……….
         Olga comenzó a contarle todo lo ocurrido la noche anterior.  Pipi, la escuchaba atentamente poniendo cara de desagrado a cada detalle relatado.
.-tengo lo sensación de haberte traicionado
      .- ¿a mí?, haz lo que quieras con tu vida.  (Sin mirarla y con un tono de voz, rencorosamente irónica)
           Olga intentó cogerle la mano, pero Pipi la retiró al primer contacto de sus dedos.
.-déjame cogerte la mano
     .- ¿para qué?
.-dame la mano
    .-toma
.- ¿no sientes nada?, yo sí
    .-pues yo no
.-no seas mentirosa.  ¿Estás segura de no sentir nada de nada? ¿A qué se debe qué te empiece a sudar la palma?
    .-porque me das calor
.-cuando me besaste la otra noche, nunca me había sabido así de rico un beso
     .-no me líes
.-no te de vergüenza.  ¿Qué sentiste tú con aquel beso? ¿Qué sientes ahora al cogerme la mano?
     .-esta no puede estar pasando.  No quiero sentir esto que siento.  Hay que solucionarlo de inmediato. 
.-yo también pienso lo mismo ¿pero cómo?
        Pipi la besó de nuevo, quería sentir por última vez aquella sensación tan extraordinaria.        Su excitación neuronal, superaba con creces al ardor que provocaba en sus hormonas, lo que no evitaba que notase como el flujo, iba empapando levemente la parte inferior de sus braguitas.
     .-y esto no va a volver a pasar.      Ahora nos vestimos de panteras y nos vamos a la caza de alguna presa. Aquí lo que pasa, es que nos hace falta un buen polvo
.-puede que tengas razón
     .-pues claro que sí, demasiado tiempo de abstinencia para nuestros cuerpos
     Se pusieron atuendos algo provocadores y se fueron a buscar un sitio de moda.    Cerca de donde aparcaron, un viejo bar de copas abría de nuevo sus puertas, y tras meses de reforma, estaría a tope.
      Sentadas junto a la barra, situada tres escalones por encima del resto del local, podían otear todo el ganado disponible para un hartazgo lujurioso y fructífero.
 .-mira aquellos dos pimpollos
       .-esos no tienen más de veinte
.-mejor, así no olvidarán jamás esta noche
       .-demasiado tiernos e inexpertos.   Nunca he tenido vocación de maestra, quien quiera aprender que vaya a la escuela
.-nos lo tomaremos con tranquilidad, hay mucho donde escoger, algunos caerán
       .-esos nos miran muy insistentemente y tampoco es que estén mal
.-los veo demasiado hambrientos y salidos, esos no nos duran un asalto, a los cinco minutos se quedan en nada
         Un señor cuarentón, bien vestido e interesante las observaba desde una mesa cercana. Mostraba un halo de sensualidad definido perfectamente por el hoyuelo de su barbilla,  labios carnosos,  nariz exquisita,  mirada melosa aderezada por largas pestañas,  cejas perfiladas bajo una frente arrogante,  sienes un pelín grisáceas y una chispa pronunciadas que no ambicionaba disimular con su peculiar peinado hacia atrás,  rematado por una ligera coletilla.
      .- ¿te has fijado en ese? No hace más que mirarnos
.- ¿Cuál?
     .-el de esa mesa, el que está solo
.-solo y buenísimo
      .-hazle algún gesto insinuante
.- ¿y qué le hago?
     .-ponle morritos a ver como respira, yo me voy a dar la vuelta mirando hacia él para que se dé cuenta que la provocación no va dirigida a ningún otro
           El señor se levanto de su asiento y se dirigió hacia ellas seguro de sí mismo.
          .- ¡muy solitas estáis!
.- ¿y tú?
          .-yo también estoy muy solito
     .-pobrecito
         .- ¿os apetece una copa?
    .-sí, pero es que, entre una copa, otra copa y claro,  lo que viene después, se nos puede hacer un poco tarde y mañana hay que madrugar
.-si nos tomásemos esa copa en tú casa, ¿tal vez?
         .-por suerte vivo aquí al lado
    .- ¿y no tendrás un amigo así como tú?
         .- creo que una cama por muy grande que sea para más de tres queda pequeña
.-tú mismo, pero te vamos a devorar
      .-entonces vamos, no me importa ser vuestro festín.
       Efectivamente, el apartamento estaba a la vuelta de la esquina.  No tenían prisa ninguna, tranquilamente se fueron desnudando, arrancando con sus dientes y uñas cada prenda de la ropa de su presa. Los deseos viciosos y  ansias de obscenidad, se entrelazaron, formando una amalgama de excitantes gemidos, placenteros alaridos y fluidos corporales durante largo espacio inverosímil e indescriptible en el tiempo.
    Los cambios de postura y orificio, tanto de su pene, manos y boca eran continuos para intentar ofrecer la máxima satisfacción a dos hembras tan exigentes.
               Una vez el clímax llegó a su punto más sublime, los tres quedaron exhaustos sobre la arrebujada sabana con un aspecto desolador, en el que solo predominaban agitados resuellos de cansancio.
     .-bueno nosotras nos vamos
            .- ¿os acompaño?
 .-no hace falta, creo que por hoy, has hecho bastante
           .-si os apetece, ya sabéis donde encontrarme  
       En el viaje de vuelta, no se dirigieron ni una palabra. Cuando llegaron a casa:
.-me voy a dar una ducha; huelo a tigre
       .-yo prefiero un baño templadito
.-nos vemos en tu cama después de ponernos el pijama y hablamos un rato
      .-vale. Me hace falta un agua ya para quitar este olor a sudor y yo que tú, antes de ir a ducharte, le echaba un poquito de ambientador al coche y abriría un dedito las ventanillas, si no mañana no hay quien entre
.-sí,  lo primero que voy hacer, que después de duchada y en pijama, ya no me va apetecer
                  Las dos tumbadas sobre la cama, comentaban las jugadas más interesantes del partido.
.-mira que eres animal;    Cuando te has sentado encima de él y te la has metido por detrás a alucinado
     .-quien fue a hablar; tú porque no le has visto la cara, pero cuando te has tragado ese rabo tan enorme como si tal cosa, sin hacer ni un gesto de darte arcadas,  se le han puesto los ojos en blanco, sudaba como un poseso
.- ¿sabes  que me hubiese gustado tener en un preciso momento de la noche?
     .-no sé, viniendo de ti
.- un buen miembro viril masculino
      .- o sea, un consolador
.-no,  tenerlo yo en mi cuerpo y sentirlo
      .-a ver, ¿qué burrada has pensado?
.- cuando te tenía puesta a cuatro patas y yo le estaba acariciando los testículos, habérselo introducido por el culo, y provocarle una gran sensación de dolor y placer desmedido, que hubiese hecho que nos corriésemos los tres a la vez
      .-vamos a callarnos,  me estoy empezando a poner calentorra como una perra solo de pensarlo,  y no me quedan ganas de hacerme deditos a estas horas
.-mañana seguimos hablando, que hay que madrugar y estamos cansadas
     .- Apaga la luz
.- ¿has puesto el despertador?
     .-sí, pero a ver si alguna lo oye
            En la penumbra se cogieron de la mano, esta vez, fue Pipi la que rompió el silencio.
     .-ha estado bien;     pero el estar con tigo de la mano, no lo cambio por todo lo que ha sucedido esta noche, ni por mil noches como esta
.-yo tampoco, es distinto, es una sensación de felicidad tan agradable, que nunca antes había sentido
       .-a mí me recuerda aquella primera vez durante mi adolescencia que alguien me dio un beso, una cosa tan simple vista con la perspectiva del tiempo y tan grande en aquel momento
.-estoy empezando a tener frio
       .-yo también, prefiero taparme
          Se abrazaron bajo el edredón.  No había caricias ni insinuaciones, tan solo los brazos rodeando con ternura sus cuerpos para darse calor.    Pasados unos minutos la conjunción astral del espacio y el tiempo en el universo, obraría un perfecto sincronismo en sus cuerdas vocales para que las dos, pronunciasen en el mismo instante:
   TE QUIERO.
         Las pupilas de sus ojos, pudieron ver el brillo de los que tenían enfrente, gracias al resplandor de una farola y las persianas abiertas de la ventana.
      .-creo que lo que me pasa, es que estoy enamorada, enamorada de ti, hasta la médula
.- que bien lo has descrito mi amor.    Eso mismo estaba pensando yo en este preciso momento
       .-vamos a dormir
.-hasta mañana cariño
       El silencio volvió a invadir la habitación;  un tímido beso para cerrar los ojos.     Abrazadas se durmieron y abrazadas despertaron.
       A la mañana siguiente se levantaron con una alegría en sus estados de ánimo, hacía ya tiempo olvidado o tal vez jamás nunca sentido.   
       Desayunaron como cualquier otro día;  pero cuando se fue Olga a trabajar,  se dieron un piquito en la puerta y volvieron a pronunciar esas dos palabras: Te Quiero.
      Pipi pasó la mañana recolocando la tienda, ese día le parecía maravilloso hacer eso que tanto odiaba ( mover todo de un sitio a otro),  y cada vez que alguien entraba a preguntar; no perforaba la mente ese pensamiento:      A ver qué coño quiere esta ahora, para luego al final no comprar nada.
  A Olga, no le había hecho falta tomar la media pastilla, ese besito y esas palabras, le daban valor para afrontar cualquier reto sin nervios y vender la luna si hacía falta al primero que se cruzase en su camino.
     Llegó al comercio que tenía que visitar esa mañana.
   Después de preguntar por el dueño o encargado, tuvo que presentarse con el formato que la empresa  exigía.
       Rogó que colocasen el expositor de productos cerca de la entrada y demostró al responsable, que más de un sesenta por ciento de las clientas, compraban al menos un producto de la marca que ella representaba.
      .- ¿Cómo ha hecho eso señorita Olga? La mayoría de la gente entra a mirar, compara precios y se lleva lo que le resulta más asequible para sus posibilidades
.-lo importante, no es que al entrar las clientas sepan lo que quieren comprar, si no que ustedes tengan claro lo que les pretenden vender
     .-tiene razón, a partir de ahora su expositor se coloca en primera línea
.-Le voy a mandar un lote completo, con una vitrina de regalo donde colocarlos ordenadamente
      .-un lote es mucho, con media caja de cada sobra
.-comprando el lote entero, tiene varias ventajas: 
    Vitrina de metacrilato, que por cierto es preciosa y un descuento adicional del ocho por ciento.   No lo piense.
 La mayor calidad del producto, es necesaria para que la persona quede contenta y repita.     Esta marca le da un gran margen comercial, si a este le sumamos el ocho de descuento adicional, obtiene un beneficio increíble.
     Ahora diga:   SÍ.   Estos son los productos que en este comercio me interesa vender.  La calidad de su clientela está en sus manos y mi sueldo también.  La semana que viene me pasaré yo personalmente para colocarlos para su mejor vistosidad y reclamo.         Firme el albarán y su importe será como siempre fraccionado en tres recibos mensuales que cargaremos en su cuenta habitual.
   Que no le quepa ni la menor duda, esta mañana usted ha hecho una gran inversión.
       .- Hasta la semana que viene señorita Olga
.-encantada de haberle podido atender
       Olga y Pipi, llegaron a comer.  Prepararon un menú con ensaladilla de supermercado y diversos embutidos en lonchas finas.
               Sentadas en la mesa, se miraban  embelesadas, en silencio, como dos adolescentes en su primer amor.
         Ya era la hora del café y aún no habían retirado los platos.  La puerta del patio estaba abierta;   como todos los días su padre entraba directo a la cocina.   Nada más entrar, notó algo extraño, sería que por primera vez, no tenían la mesa recogida y tazas puestas esperándolo.
      De todas formas preguntó:
            .- ¿Qué pasa hoy? Os veo como distintas
      .-nada
.-serán cosas tuyas
            .-no, no. Tienes la cara resplandeciente y los ojos más brillantes que nunca.  Ya sé, es por tu primer día de ventas, seguro que se te ha dado bien
.-se me ha dado de maravilla, pero aparte de eso, tengo que contarte una cosita
        Pipi retiró los platos de la mesa, le pasó un paño y puso las tazas, para darle tiempo a pensar como  se lo iba a explicar
       Olga, cogió las manos de su padre, mientras Pipi no sabía si sentarse a su lado o quedarse de pie.
.-ahora mírame a los ojos
            .-sí, ya sé que los tienes muy bonitos
.-Jo, papá, que va en serio
            .-vale, te escucho
.-una, dos y tres, estoy enamorada, ya está
            .- ¿y quién es el afortunado? 
.-las afortunadas somos Pipi y yo
            .- ¿entonces estáis liadas?
       .-no Andrés, de liadas nada
.-a ambas nos gustan los hombres sexualmente, pero es que  esto, es algo especial, no es sexo, es sencillamente AMOR, solo con cogernos de la mano somos felices y si algún día esto llega a más, que llegará, pues que llegue
        El padre, permaneció callado, mirándolas fijamente a los ojos durante unos largos minutos.
       Luego entre sus manos apretó las manos de ellas.
           .-tal vez sea demasiado viejo para comprender de estas cosas, pero esas miradas me dicen que hoy quizás sea el día más feliz de vuestra vida. Hijas mías ¿vosotras sois felices? Pues yo también
          Levantó la taza de café a media altura y dijo:
                Un brindis:
POR EL AMOR

jueves, 18 de septiembre de 2014

Interactiva cap. 8º

Interactiva 8º

     Una vez se levantaron las ruedas del suelo y cogieron altura.
       .-voy a darte las normas básicas a seguir de un buen acompañante de empresa:
     -- Siempre estarás, un paso por detrás de mí.
     -- Permanecerás en silencio.
    -- Cuando alguien salude, contestarás al saludo con un simple gesto de asentimiento con la cabeza.
     -- Si se te realizase, alguna pregunta, esperarás para recibir mi aprobación antes de contestar.  La respuesta deberá ser lo más escueta posible.
   -- Cuando yo esté hablando, te situaras al lado derecho o izquierdo dependiendo de donde esté situada la otra persona.
.- ¿pero a su lado?
     .- no, es decir tras mi hombro izquierdo o derecho, dependiendo de la situación, de forma que estés frente a él o ella.     De haber más de una persona, siempre me dirigiré primero al de mayor rango empresarial.
     -- Las relaciones públicas, son exclusivas de personas destinadas a la captación, intentando atraer al máximo de clientes a nuestro Stand y de  azafatas uniformadas contratadas para darles la bienvenida al mismo.
     -- Dentro de este, te situaras a un lado y observarás como se promocionan los productos, dependiendo del cliente, dependiendo de su edad, sexo, acompañante. Sobre todo hay hombres que tan solo compraran con la aprobación de su mujer. En estos casos hay que ofrecer varios, mirándola de vez en cuando para ver en sus ojos lo que más le agrada y remarcar ese sobre los demás.
.-o sea, que soy como una estatua
      .-la mejor manera de tener los ojos y los oídos bien abiertos, es tener la boca cerrada
.-pues vaya aburrimiento
      .-tú, observa todo lo que ocurre a tu alrededor, de vez en cuando, nos apartaremos un poco para cambiar impresiones.
                Una vez llegaron, cogieron un taxi que las llevó directamente al hotel; Para sorpresa de Olga, solo había reservada una habitación, gracias a dios con dos camas.
     .- cambiémonos y vayamos al salón de exposiciones, que estarán ya a punto de abrir las puertas al público.
                   Olga respiró, cuando vio que la señora López, cogía la funda del traje y se iba a cambiar al servicio.
         Durante toda la tarde, siguió escrupulosamente las pautas marcadas; hasta que llegó la hora de la cena.
     Se volvieron a cambiar de ropa y bajaron al comedor;
Entonces el ambiente se volvió más distendido entre los asistentes. (Siempre manteniendo la subordinación); en cada mesa se sentaban diez personas.  Casi la totalidad de jefes de ventas eran mujeres.     La mayoría sentadas junto sus respectivos esposos, otras y la mayoría de los hombres, acompañados por parejas ficticias y solo tres con personal vinculado a la empresa.    (Se les distinguía por su silencio y rectitud en el comportamiento).
          Para Olga era una situación incómoda; los señores le sonreían, las señoras la apuñalaban con sus miradas y los camareros que servían el menú degustación, viendo  la situación, intentaban ser con ella lo más amables, así conseguían arrancarle una sonrisa de vez en cuando.
      Estos parecían decirle cada vez que le servían: vente a la cocina a cenar tranquila.       Y ella respondía con un gesto de hombros: ojalá pudiera.
                    Acabada la cena, todos se dirigieron a la sala de fiestas para festejar sus éxitos.
.-señora López, si no le parece mal, me gustaría subirme a la habitación, estoy cansaba y aburrida
      .-me parece bien, yo no tardaré mucho
      Olga subió, se desnudo y después de desmaquillarse y asearse, se metió en la cama para ver un rato la tele.
      No habían pasado ni quince minutos cuando López, cruzó la puerta.
      .-no me digas que ya estás dormida
.-no;  estaba intentando descansar un poco los pies, los tengo reventados de tantas horas de pie y claro, no era cuestión de descalzarme en la cena
     .-nadie se habría asustado; de hecho las veteranas lo  hacemos siempre, ya por costumbre,  aunque esté mal
.- ya me he dado cuenta, pero no me parecía apropiado
      .-Olga, has estado perfecta, enhorabuena
.-gracias, muchas gracias
      .-te has dado cuenta;   has sido el centro de atención de todos.        Aunque hubiésemos puesto a las azafatas desnudas, nadie se habría fijado en ellas. Todos los que se acercaban al Stand estaban eclipsados por tu belleza
.-bueno, tampoco será para tanto
      .-en vista de lo sucedido hoy; y perdona que utilice tu condición de mujer para el beneficio de la empresa, este será tu uniforme de trabajo para visitar clientes de grandes pedidos, por su puesto si son hombres
.-no es que me agrade la idea, pero este país todavía es como es.  Aunque le advierto, si alguno se intenta pasar de listo, pueden perder un cliente
     .-algún riesgo, siempre hay que asumir.         De todas formas yo se que sabrás capear el temporal; siempre te queda el recurso de con la escusa de ir al aseo;    enviar un mensaje a mi numero particular y recibirás al minuto una llamada mía de presentarte urgentemente en otro lugar;  aunque le joda al cliente, yo soy la jefa de ventas y no me importará que se ponga para decírselo a él
 .-así me quedo un poquito más tranquila
                 Sin saber porqué, sin ningún motivo para ello, la señora López, se puso entre las dos camas y empezó a desnudarse contoneando su cuerpo sensualmente y poniendo gestos de erotismo lascivo.
.- ¿pero qué hace?
     .- ¿no te gusta mi cuerpo? Dime, ¿para la edad que tengo, como me ves?
.-bien, se ve que se cuida, que hace ejercicio
     .- ¿pero te gusto?
.-perdone, pero tengo pareja, imagínese usted, ¿Cómo le parecería si esto mismo me lo hiciera su marido?
     .-perdona, pero hoy he sentido algo especial
.- ¿Cómo?
       Dejó quietas sus caderas y se sentó en la cama.
      .-al principio pensé que era envidia porque todos te mirasen a ti, poco a poco, me di cuenta que no, era algo diferente. Era excitación al observarte;  al pensar que se sentiría a ser acariciado mi cuerpo por unas manitas tan largas y suaves; o que sentirían las mías al mimar a otra mujer tan hermosa
.-decididamente está loca, no sabe lo que dice
     .-dejemos una cosa clara;    me gustan los hombres y mucho, mi marido es un estupendo amante y esto no lo considero ninguna infidelidad, tan solo una experiencia. ¿Extraña? Sí;   pero nada más allá de un poder entender esas sensaciones
.-vamos, que soy como una colilla, a la cual se le pega la primera calada para probar a que sabe, sin pensar, que tal vez, pudiera terminar siendo aquella viciosa  fumadora empedernida.    ¿Eso era lo que pretendía en este viaje?
     .-te prometo que no.   Por favor unas simples caricias sin ningún tipo de maldad. Siempre ha existido un dicho  (nadie llegará a conocer mejor el cuerpo de una señora que el de otra mujer)
          A Olga también le empezaba a picar la curiosidad, pero tenía un sentimiento de que sería traicionar a Pipi, aunque en realidad no había nada entre ellas.
     .-lo lamento si te he molestado, pero creo que todas a mi edad, hemos tenido algún tipo de voluntad carnal, alguna fantasía que se sabe irrealizable, por eso yo, me tomé la libertad de pensar…….         ¿Y por qué no hoy? Pero da igual
.- ¿y por qué no?
        Las dos desnudas, en la misma cama se acariciaban con suavidad la espalda y las piernas, sin llegar a más. De pronto López;   empezó a acariciarle los senos y Olga hizo lo mismo. Siguieron profundizando en sus cuerpos, cuando iban a llegar a sus partes más intimas, la Señora López paró de repente.
      .-Olga, siento decepcionarte, pero como que no, que como experiencia vale. No es que no seas preciosa pero donde estén las manazas de mi marido
.-no pasa nada, si yo la entiendo
           Menos mal, eso de llegar a esos sitios a Olga ya le estaba empezando a dar asco y estaba a punto de parar ella.     Aunque lo de las primeras y tiernas caricias no le habían desagradado, unas manos suaves por la espalda y los muslos la verdad es que se agradecían aunque no hubiesen llegado a excitarla.
    .-Gracias Olga, se que ha sido algo forzado y de nuevo te pido perdón, tranquila, que no volverá a ocurrir. 
    Yo también ha podido sentir que no te encontrabas a gusto en cuanto que he empezado a tocarte los pechos y en ese momento debería haberlo dejado; quiero  que sepas que esto no cambia nuestra relación profesional, pero en lo referente a la faceta personal puedes contar con mi apoyo cuando lo necesites
.- agradezco sus palabras y que lo entienda
    .- ¡qué coño! Y en lo profesional también
.- yo no quiero meterla en ningún compromiso
    .- yo soy la jefa de ventas y me voy a encargar de que seas la mejor comercial.     Que el rapel a final de año se agradece para darse algún capricho extra que no puede salir del sueldo
                    De regreso a casa, no sabía cómo contarle lo sucedido a Pipi.  Tal vez no lo entendería, pero se sentía en la obligación de compartirlo con ella y así lo hizo.



lunes, 15 de septiembre de 2014

Interactiva cap. 7º


Interactiva 7º

     .-taxi, taxi
.- ¿tú crees que vamos mal?
    .-yo no estoy para creer nada
          .-buenas noches
     .- por favor a la urbanización los pinares
          .-marchando
    .-cuando lleguemos, yo le indico
          .-no se preocupe, me la conozco bien
     .-Entonces a la calle la liebre
.-corre, corre, conejito
     .-perdónela, andamos un poco fuera de punto
.-run, run, sube la revoluciones
           .-por favor, vigile que no me vomite en el coche
.-que yo no estoy borracha
      .-claro que no, ni yo tampoco
            .-vais las dos de cojones
      .-tiene razón, perdone
.- ¿está casado?
            .-sí
.-lo siento otra vez será, ya no quedan hombres como los de antes
    .-cállate
            .-yo si quieres, dejo el taxímetro puesto y que te suba la factura
     .-olvídelo, ahí en el ocho
            .-catorce con cincuenta
     .-tome quince y quédese con la vuelta
            .-gracias y a dormir bien
.-sofá, mi querido sofá
       .-adiós tacones; que descanso
.-estoy reventada
          Con la luz apagada y el resplandor del televisor, se fueron resbalando cada una hacia un lateral hasta que sus cabezas quedaron apoyadas  sobre  los respectivos brazos del sofá.
     .-Olga, ¿qué hora es?
.-pronto, déjame en paz
     .-tráeme agua, estoy reseca
.-vete tú a por ella
     .-ya no me quieres
.-pesada
              Olga, miró su reloj.      Al tercer intento pudo ver claramente las agujas que marcaban las tres de la tarde.
.-tía, que son las tres; deberíamos de desayunar algo
     .-vale, vete haciendo unas tostadas, que ya voy
.-no tengas morro, levanta
     .-porfa, cinco minutos
        (Se oyó un grito con voz aguardentosa)
.-Pipi, o bienes o te quedas sin nada
    .-ya voy, pero no vocees
.-menudos cuerpos tenemos
     .-normal, si es que nos pasamos
.- ¿oye, y al final que paso con aquellos tíos?
    .-no sé.  Creo que a uno lo llamaste baboso
.-ah sí. ¿Pues no intentó meterme mano? ¡Va! todo lo que tenia de guapo, lo tenia de imbécil
     .-la verdad, es que íbamos provocando
.-eso tú, que a todos les andabas haciendo morritos y cada vez llevabas la falda más arriba
     .- ¿y lo bien que me lo pasé?
.-esta tarde de relax, aquí tranquilitas
      .-podíamos aprovechar para ver esa película que nos trajo tu padre
.- ¿la misión?
     .-esa; pero la vemos a partir de las siete
.-mejor;  con una tónica fresquita y un poquito de esa ginebra que compramos para ocasiones especiales
      .- ¡mira que pensar a estas hora en beber!
.-no, ahora estoy pensando en sentarme y ver cualquier sandez que no me haga ni prestarle atención
      A las nueve y media; después de la peli, una cena a base de jamón york de pavo y queso de burgos, para acomodar el estomago y a la cama a leer un rato antes de dormir.
    La mañana siguiente, Olga, despertó con el corazón en un puño, a causa de los nervios.   Pipi, en silencio se había levantado un poco antes, le tenía calentitos un par de jugosos cruasanes  a la plancha con mantequilla y mermelada de fresa acompañados de un delicioso café con leche, justo como le gustaban a ella pero el cuerpo no le admitía nada.
     .-Olga, tienes que comer algo, luego ya, una vez con algo en el estomago, te doy un tranquilizante de los que llevo  en el bolso
.- ¿y tú?, ¿para que llevas tranquilizantes?
     .-hay gente que me pone del hígado. Cuando los veo entrar, me tomo media antes de reventar y perder una buena clienta
.-me tomaré dos
     .-anda, anda, media y vas que chutas;  a ver si te vas a estontonar con el coche
.- ¿Qué pasará hoy?
       .-pues nada, que irás a visitar a alguien, entrarás  y le convencerás de que esos productos, son los de mejor calidad y los que le dejarán mayor porcentaje comercial
             Un gatito, empezó a maullar en el salón.    Era el tono que ella había asignado a su teléfono de empresa.
.-qué raro que me llamen a estas horas, si no hay nadie en las oficinas
     .-cógelo, no sea algo urgente
.-señorita Olga, ¿dígame?
           .-buenos días, soy la señora López. Guarda este número en la agenda, por si alguna vez te hiciese falta
.- ¿pero este no es su móvil?
            .-es mi número particular, exclusivo para casos excepcionales
.-gracias, ahora lo guardo, hasta dentro de un rato
           .-espera, espera.   Te llamo porque al medio día tengo que ir de viaje y puede ser que tengas que venir con migo.  Habrá que concretar algunas cosas, así que dile a tú pareja, que puede ser que estés dos días fuera
.-está bien, ¿pero dónde vamos?
           .-todo a su tiempo
.-a las ocho estoy en su oficina señora López
      .- ¿y esa cara?
.-no sé; era la señora López, que la acompañe de viaje dos días
     .- ¿pero dónde?
.-no sé
      .-eso es bueno, demuestra la confianza en ti
.-trae la pastilla que me voy a vestir
          Según salía por la puerta:
      .-que no se te olvide llamarme a la hora que sea
.-tranquila, cuando sepa algo te aviso
          Dejó su coche en el garaje y subió directamente a la segunda planta.   La puerta del despacho de la señora López, estaba abierta.     Olga, andando pasillo adelante con tranquilidad y respirando hondo, llegó a la puerta.
.- ¿se puede?
      .-adelante, siéntate un momento
       La señora López;  reestructurando el cuadrante de clientes a visitar esa semana no separaba la vista de la pantalla del ordenador
      .-perdona, sí, dime
.-que me dijo que estuviese en su despacho para algo de un viaje
      .-a sí.  Nos vamos a una convención a Barcelona.
.- ¿y por qué yo?
      .-normalmente voy con mi marido, pero tiene cosas urgentes que hacer, además allí se aprende mucho y será una experiencia inolvidable para tú día a día en el desarrollo del márquetin  con los clientes
.- ¿pero tendré que volver a casa a por ropa?
     .-sí, pero luego, salimos al medio día, en el viaje te marcare una serie de directrices precisas a seguir una vez estemos allí y deberás ejercerlas en todo momento
                Marcó una extensión en el teléfono que tenia sobre su mesa.
     .-soy la señora López jefa de personal, dígale a doña Lola que venga a mi despacho
.- ¿Quién es doña Lola?
    .-es la encargada de diseño, estilismo y vestuario, una señora mayor, tan elegante como sencilla
          .- ¿Que deseaba López?
    .- mire Lola, esta es Olga
.-encantada de conocerla
    .-vallase con ella y cómprele un traje chaqueta acorde al mío de las convenciones
           .-falda o pantalón
    .- da igual, pero que sea a la vez serio y juvenil, que se note claramente el estatus de cada una
          .-vamos, lo que buscamos lo encontraremos aquí al lado, en la boutique Andreu
    Nada más salir a la calle y girar la primera esquina, se dieron de bruces con un gran escaparate adornado con cuatro gasas tiradas por el suelo y un maniquí de mujer desnudo.   Solo un cerebro enloquecido, sería capaz de crear tal genialidad con tan poca cosa.
           .-aquí es.   Vamos, te has quedado embelesada
.-es precioso
          .- ¿te digo un secreto?   Este escaparate lo cambio yo cada mes
.-usted
         .- sí, Andreu fue mi mejor alumno cuando impartía clases
.- ¿y por qué lo dejó?
        .-porque había mucho zote y yo no tenía ganas de perder el tiempo.  Entra.
        Una alfombra larga marcaba el camino de la entrada hasta el mostrador de cristal.  El resto del suelo lleno de bocetos de vestidos sin acabar, las paredes con pequeñas peanas y en cada una de ellas, una muñeca de cara de porcelana y vestidas con diseños propios.
        .-a ver Andreu, aquí te traigo a esta moza. Va a acompañar a López a una convención
     .-debes ser muy importante, para que no vaya con su marido
.-es que no puede
    .-da igual, eso no te quita importancia
         .-un traje chaqueta serio y juvenil
    .-date la vuelta y anda hasta la puerta.   Ahora, vuelve aquí.   Ya está solo hay que retocar un poquito la cadera de la falda para que se te marque un poco más.    ¿Para cuándo te hace falta?
           .-para ya
     .-entra y que se pruebe el traje azul de rayas claritas y dile a Chari que le meta medio centímetro a la altura del muslo
        Qué cosa más bonita, le quedaba como un guante.
.-yo creo que no hace falta ni tocarlo
           .-tú a callar.  Chari, medio centímetro justo a cada lado a la altura del muslo
                 .-enseguida doña Lola
       Tardó un pispas en hacerlo.     Ya vestida, la  mandó subirse a un pedestal situado al fondo del almacén, con una tela haciendo aguas de tonos rosados como fondo.
           .-Chari, tráeme una camisa del color de las rayas
                   .-esta, doña Lola
         .-perfecto, ahora unos zapatos tacón grosor medio azul oscuro
                  .- ¿este o este?
         .-mejor el de la costura diagonal.    Ahora sí. Quieta como una estatua.   Andreu pasa
    .-espectacular, sublime.  Eres: la horma perfecta para ese traje. Un momento que te voy a hacer unas cuantas fotos
  (Lola sacó el móvil para inmortalizar también la pose).
    .- no me fuerces la sonrisa.    Quieta, abre un poco los labios y apoya la punta de la lengua suavemente en los incisivos superiores.  Así, segura de ti misma
.- ¿ya está?
     .- en silencio.    Baja y anda hacia mí.  Despacio.
      (Andreu, seguía captando cada movimiento  sutil desplazándose hacia atrás hasta llegar a la pared)
           .- ¿estás preparada?
.- ¿para qué?
         Corriendo de un tirón de una cortina, frente a ella, apareció un espectacular espejo.
      .- Ahora, ya te puedes ver ¿Qué te parece?
         .-habla, di algo, ¿o es que te ha comido la lengua un gato?
.-gracias, gracias
           .-pues cámbiate, lo envuelves todo y lo llevas al despacho de la señora López  ¡Ya!
     .-espero verte más veces por aquí
.-por mí, encantada
            .-esas fotos las quiero en mi correo al medio día
     .-tú, siempre las cosas para ayer
            Después de ver las imágenes del móvil de Doña Lola  y dar su aprobación la señora López.  Olga se fue a casa  para meter en la maleta todo lo necesario para tal evento.  No sin antes pasar por la tienda a ver a Pipi y mostrarle esas fotos que le habían pasado a su móvil por bluetooth.
       .-jolín maja, estás preciosa
.-cosas de López
       .-esto no me huele bien, no sé
.-ya te contaré, tenias que conocer a  doña Lola; esa sí que sabe, vaya mujer
       .-no te hagas la tonta, el primer día de trabajo y te lleva a una importante reunión
.-tú dijiste, que era porque confiaba en mí
       .-una de dos: o eres demasiado buena y tienes un gran futuro; o simplemente lo estás
.-a no, es una mujer casada, siempre va con su marido a estos sitios
      .-siempre, hasta que has llegado tú
.-me voy a hacer la maleta, ya te contaré
      .-cuídate Olga
.-lo haré, en dos días nos vemos
      A la una y media, estaban subiendo al avión que las llevaría a Barcelona.