sábado, 29 de marzo de 2014

Alex el rosa



   Atención, atención; ¿ves aquel árbol tan grade de color azul que allá al fondo?  ¿Qué no lo ves? Pues cierra los ojos coge mi mano y te llevaré hasta él.  Ya estamos llegando, aquí sucedió lo que os voy a contar.

      La mamá elefanta, había tenido un elefantito; a diferencia de los demás, este era de color rosa y tenía las orejas un poquito más pequeñas, pero la trompa mucho más larga; casi le iba rozando en el suelo al andar. Su madre le puso de nombre: Alexandro Fransesco; estaba segura que cuando fuera mayor, sería el rey de la manada.

      Todo estaba tranquilo, de repente se escuchó: hachís, prrrrrr, había sido Alex. Su color rosa se empezó a oscurecer y se puso rojo.  Su amiga Lis, se acercó y le levantó un poquito la trompa.

    .-si rozas el suelo con la punta de la nariz, el polvo te hará estornudar.

     Los dos  se echaron a reír y su color se fue aclarando para volverse a poner rosa.

    A los pocos días andaban cerca de una manada de leones tumbados a la sombra, de pronto a Alex se le empezó a estirar la trompa y de repente: hachís,  prrrrrrrrr.      La leona que estaba tras él se despertó

   .-será marrano este pequeñajo. Señora elefanta, a ver si le pone un tapón en el culete a este niño

       Lis, se acercó rápidamente y los dos cogidos por la trompa se fueron corriendo y riendo.

     Fueron a beber agua al rio, los cocodrilos al sol, calentaban su cuerpo.   Él intentaba resistirse, pero la trompa se le iba estirando poco a poco, por más que intentó evitarlo: ha, ha, hachís, prrrrr

      El gran cocodrilo dijo:

   .-uff que peste, como puede oler tan mal, con lo pequeño que es, me voy corriendo al agua

        Así fue pasando el tiempo, un día se reunió el consejo de sabios de la selva, habría que llamar al cortador de trompas. Todos reunidos decidieron ir a hablar con la manada de elefantes. Cuando llegaron allí, el gran consejo examinó a Alex, cuando el más viejo estaba justo detrás de él, un poco de arenilla le rozó en la punta de la trompa, esta se empezó a estirar y aunque intentaron avisarle no les dio tiempo.  Hachís, prrrrr

      El anciano cayó mareado.

.- esto es inaguantable, no había olido nada peor en la vida, le cortaré la trompa yo mismo

     Lis se acercó a ellos con disimulo para oír lo que hablaban, puso el culo junto a sus caras, aspiro y de repente, hachís, prrrrr

     .-que olor, pero esto es una epidemia

        Todos los elefantes se echaron a reír, Alex y Lis se pusieron juntos. Cuando uno del consejo de sabios los vio exclamó.

  .- ¡Ya tengo la solución! Habrá que aguantar un tiempo; cuando las patas le crezcan un poquito todo volverá a la normalidad, la trompa ya no le llegará al suelo

      Entonces para celebrar la solución todos los elefantes, aspiraron un poco de polvo y…. Hachís, prrrrrrrrrrrrr.

    .-correr, correr, esto va a ser inaguantable

     Mientras todo el consejo en pleno se alejaba a toda prisa, los elefantes abrazaban a Alex y Lis, ahora sabían cómo expulsar de su lado a los vecinos molestos.

   Ja, ja, ja, y colorín colorado este cuento se ha acabado

Este cuento no es para leerlo, es para contarlo y poner énfasis en su interpretación, exagerando los gestos.


   Antes de nada se lo he leído (contado) a mi hija Raquel, se reía tanto con las tonterías que yo le hacía cada vez que el estornudo surgía y el pedo salía; que le he ampliado, cebras, tigres, monos y todo tipo de animal que se me venía a la cabeza.  Vosotros también podéis hacer lo mismo.

            Dedicado en especial para John y Nahia,  perdonar si no están bien escritos los nombres.

   


   

sábado, 15 de marzo de 2014

Angélica-27.- Hasta siempre

   El juez mando entrar a Angélica a su despacho.  Después de tomarle declaración y escuchar atentamente su dramática historia, se fue a comer, dejándola allí acompañada de un miembro de la policía judicial, el que comería con ella en aquel mismo despacho, como medida de seguridad, según protocolo por riesgo de fuga.
   A las cuatro en punto, todos esperaban en la sala.  Entre las personas que asistían a ciertas vistas publicas por aburrimiento, se encontraban sus amigas sentadas al fondo de la sala.
    Tras el estrado, había una pequeña puerta por la que unos minutos más tarde accedió el juez.  Este, fue escuchando con atención a los psicólogos que le hicieron el examen en el hospital, Sor Inmaculada, Sor Beatriz y demás testigos presentados por las partes.
     Después solicito al matrimonio que expusiese los motivos por los que pedían y creían se les debía conceder en régimen de acogida a la menor.  Luego instó a la madre a describir sus intenciones respecto a su educación tras recibir la custodia.
    Una vez los abogados hicieron sus respectivas alegaciones, se disponía a salir de la sala para deliberar sus conclusiones y dictar sentencia.
       .-señores letrados, ¿se pueden acercar un momento? Tengo la necesidad de hablar otra vez con Angélica, pero no se vayan muy lejos, en treinta minutos les daré mi veredicto oralmente y en unos días lo recibirán por escrito para posibles alegaciones.
    Algunos esperaron en el pasillo, otros bajaron a la cafetería y otros aprovecharon para quemar unos cigarrillos acera adelante.
     Mientras los dos solos hablaban en profundidad, (para aquel juez la opinión de Angélica era la que más contaba), pensaba cómo ejecutar su voluntad.  Tenía que enmarcarla dentro de la legalidad vigente y plasmarla en un escrito coherente.
     .- ¿te gustaría que anulase la sentencia anterior?
.-claro, me parece que fue injusta y manipulada
    .- ¿Cómo ves la posibilidad de la familia de acogida?
.-es la única opción, a no ser que no anule la sentencia y siga en el convento
    .-pero me es muy difícil negarle la custodia a tu madre, legalmente le corresponde
.- entonces deje la sentencia como está, incluso amplíela. Me consta que ella, hizo trampas en la sentencia anterior de acuerdo con la jueza; hagamos alguna nosotros en esta
     .- ¿Cómo?
.-espere que pienso
      (pasados unas minutos en silencio)
.-a ver qué le parece
     (Angélica le expuso al juez su plan)
     El juez descolgó el teléfono y ordeno entrar a su secretaria.
         .-dígame señor juez
     .-tráigame su bolso
         .- ¿mi bolso?
     .-sí, tráigalo y déjelo aquí
    Pasaron a solas otros diez minutos.  Luego dio orden al ujier de que pasasen todos de nuevo a la sala para escuchar su laudo.
     El juez volvió a entrar por aquella pequeña puerta. En su cara se podía apreciar un gran enrojecimiento en su pómulo izquierdo.
     .-Antes de tomar la última decisión, tengo que exponerles unos hechos acaecidos hace un instante y saber si mantienen sus respectivas demandas.
    Al preguntar a la menor sobre su manera de vestir; me ha dicho que ya no iba a vestir de Heavy (lo que provocó una leve sonrisa en el rostro del abuelo materno, sentado en la primera fila de bancos; aunque le duró poco) Su opción es hacerse gótica, lo que me ha quedado estupefacto.
    Al preguntar sobre sus amigas; se niega a prescindir de sus amistades; incluso amenaza con escaparse una y otra vez si fuera necesario
    Al ofrecerle la posibilidad de otorgar la custodia a su madre y que se podría ir directamente a vivir  con ella a casa, se ha levantado sin mediar palabra y me ha dado un puñetazo; lo cual creo que se nota en mi lado izquierdo de la cara.
   Con lo cual mi veredicto, es ampliar el internamiento hasta que cumpla los dieciocho años en el centro correccional Virgen de las Nieves o en otro, caso de que así lo consideren conveniente las religiosas que regentan ese centro
   Este caso es muy extraño, tanto por sus antecedentes, la sentencia anterior, como por los testimonios aquí escuchados; así, que va a depender de ustedes mi dictamen.
      .-Señora: ¿está usted dispuesta tras conocer estos hechos a mantener su solicitud de custodia?
          .-NO. Lo que me faltaba, una persona tétrica y agresiva; por mí que quede recluida hasta su mayoría de edad
     .-Señores: ¿están ustedes dispuestos a seguir adelante con su solicitud de acogida de la menor?
          .-SÍ. Aunque después del testimonio de las hermanas, nos conformaremos con lo que usted decida, sabemos que allí, está bien atendida; pero en nuestra casa tendría una oportunidad, no sabemos si mejor o peor, simplemente diferente
     .- ¿pero han oído que pretende hacerse y vestir de forma gótica?
          .-nosotros la acogemos a ella, no a su envoltorio. Si ella se ve guapa así y está a gusto
     .-estoy dispuesto a olvidar este incidente
     Hasta su mayoría de edad, vivirá en acogida con la familia solicitante.
    Esta familia, estará obligada a presentar un informe de comportamiento de la menor trimestralmente en este juzgado.
    En caso de no ser el adecuado, la menor volverá ese mismo día a ser internada en el centro Virgen de las Nieves.
    El régimen de visitas, será abierto para ambos progenitores, en acuerdo con la familia de acogida, para no entorpecer la actividad educacional de la menor.
.-JA, él no tiene ningún derecho
      .- ¿porqué?
.-por que no es su padre
    El juez, cogió un librito azul que tenia al lado de su mazo de madera.
     .-disculpe señora; pero en este documento oficial, su libro de familia dice todo lo contrario. Y si usted no quiere hacer uso de ese régimen de visitas, seguro que todos se lo agradecerán.
      Esta sentencia se ejecutará en el plazo de tres días, es decir el sábado por la mañana. Si este día no se presentasen a recogerla, sin causa mayor justificada, se entenderá que renuncian a la acogida.  Tienen tres días para pensárselo.
         .-perdone señoría
     .-diga Sor Inmaculada
        .- ¿podemos solicitar que la recogida, se haga a una hora determinada?
     .-eso lo mejor es que ustedes se pongan de acuerdo, estoy seguro que este matrimonio accederá sin ningún problema
     Dio con la maza un golpe sobre la peana y se marchó rápidamente a informar a Angélica de lo sucedido.  Todo había salido según lo previsto.
     Las religiosas se dirigieron al despacho del juez para recoger a Angélica.
    .-pequeñaja, ¿pero tú te ves vestida de Gótica, con lo guapa que vas así?
.- ¿con este ridículo uniforme?
    .-tú me entiendes
.- claro hermana, pero es lo primero y más drástico que se me ocurrió
         .-ya hablaremos tú y yo, pegarle a un juez
.-os lo habéis tragado todos, ahora mismo está en su despacho desmaquillándose, pero que no lo sepa nadie, lo meteríamos en un problema
         .-sois las dos iguales, no sé como os aguanto, pero tampoco estoy segura de querer corregiros
    Al anochecer, volvieron en taxi al convento, quedaba un largo camino por delante, que aprovecharían para dar una cabezadita; estaban reventadas de tantos kilómetros. No sin antes celebrar el dictamen judicial con una merienda-cena en compañía del matrimonio, amigas, la enfermera, miembros de la asociación y por su puesto su padre, que se empeñó que ese ágape a base de tapas, corría económicamente de su cuenta.
     Cuando llegaron al convento, serian cerca de las dos de la madrugada; nadie las esperaba hasta la mañana siguiente, por lo que directamente entraron sin hacer ningún ruido y en silencio se fueron a dormir.
      El hermetismo de lo sucedido sería total. Harry, que no había sido capaz de conciliar el sueño, por más que lo intentaba; sigilosamente se aproximó a su litera para preguntarle:
      .- ¿qué ha sucedido?
.-no lo sé, hasta que llegue la sentencia
      .-seguro que todo irá bien
.- ¿Qué haces aún despierta?
     .-no podía dormir, pero ahora ya estoy más tranquila
.-hasta mañana, que vengo molida de tanto viaje
     .-vale, que descanses bicho
    La misma contestación pactada, darían las tres a cualquiera que se interesase por el resultado.
     El viernes por la mañana al acercarse la madre  a la cocina, encargó a Sor Úrsula que hiciese un flan para por la tarde, uno especial y que lo llevase a la biblioteca después de terminadas las clases.  Después convocó allí a esa misma hora a Sor Beatriz, Sor Consuelo y Angélica.
     .-bueno, esto es un secreto, mañana antes del medio día, vendrán a buscar a Angélica para llevarla de nuevo a su ciudad con la familia de acogida.  Este es el último flan que nos comemos juntas.
      No hubo preguntas, ni del cómo ni el porqué. Sor Úrsula y Sor Consuelo, se quedaron heladas;  su alegría contrastaba con la pena de saber que la iban a echar mucho de menos. Las cinco se sentaron alrededor de la mesa y sin platos, directamente de la fuente, fueron comiendo aquel manjar con pocas palabras y muchos recuerdos en la cabeza que sus labios ocupados en otros menesteres, no estaban dispuestos a mencionar.
      Después de cenar, las tres, quedaron para su última reunión a la luz de la luna tras los ventanales que daban al patio.   Cuando llegó la hora,  Angélica apareció por sorpresa con Fátima.
           .- ¿pero que hace esta aquí?
.-es mi sustituta
    .-esto es algo que no podía trascender nunca, ¿te das cuenta de la gravedad de lo que haces?
.-he depositado mi confianza en ella y sé que no nos va a defraudar
                 .-les doy mi palabra a las tres
.-denle una oportunidad. Es hora de explicarle el funcionamiento y nuestra manera de quedar. Esto nunca, nunca lo debe saber nadie más, nunca por favor
                 .-seré lo peor del internado, pero para bien o para mal, siempre respeto lo prometido. Yo no, pero mi palabra va a misa, por estas (haciendo un chasquido con su pulgar abierto y el resto de dedos cerrados en un puño. rozando hacia fuera con la yerma los incisivos superiores)
     .- Piénsalo, antes de dar el primer paso, seré muy dura y te exigiré que estudies como no puedes imaginar
                .-está bien
          .-yo me encargaré de hacerte la vida imposible fuera de esta habitación, para que nuestra relación pase inadvertida, algo encontraré de lo que culparte y demostrar tu rebeldía, ¿es lo que quieres verdad?
               .-sí, fuera de aquí quiero seguir siendo Harry
.-pues prepárate, aún no conoces a la superiora; ahora es cuando vas a tener que demostrar lo dura que eres. Piénsalo un poco más
              .-ya está pensado, sí, quiero ser enfermera
     .-cuando te llamemos Fati, esa noche nos encontrarás aquí a esta hora
     Allí estuvieron hasta las cinco menos cuarto hablando y planeando su nuevo plan de estudios y horas a las que repasar.
       .-ahora Harry súbete a dormir y aprovecha bien las horas a las que puedas descansar, nosotras tenemos cosas importantes que hacer (sin decirle lo que realmente sucedía)
     Una vez a solas.
       .- Angélica saca la maleta, que voy a por la plancha
             .-quietas que ya está todo hecho.
     .- ¿y eso madre?
             .-usted mejor estese calladita
       Fue a su despacho y trajo la ropa en una percha
          Entonces Angélica se vistió de calle, (la habían planchado esa misma tarde después de terminar el flan).
              .- que guapa estas y que tipo más bonito te hace
     .- ¿entonces le gusta?
         .-pues claro, no es la primera vez que la veo, aunque a decir verdad no te imaginaba tan esbelta; y la próxima vez “que espero no exista” a ver si se dobla mejor y cuando se llega a un sitio se saca de la maleta y se cuelga; que vaya trabajo tuvo ayer Sor Consuelo con la plancha hasta que la dejó decente
    .-gracias madre
     El matrimonio tenía su coche parado, con las luces de posición frente a aquellos muros a las seis, como habían acordado; junto a la verja de hierro, había tres personas de pie; por sorpresa su padre les acompañaba, les pareció conveniente para que Angélica se sintiese más cómoda.
      Sor Beatriz, no llegó a salir de la biblioteca.
    .-bueno pequeñaja, intenta no olvidarnos y ven a vernos alguna vez
       La dejó escapar de entre sus brazos y se fue a mirar desde la ventana.
.-adiós Bea, vendré en cuanto que pueda
     Cuando Angélica salió a la puerta, allí, a un lado, estaba la madre superiora sentada en la peana  de piedra, la que sujetaba el ángel que ella misma rompió tiempo atrás.
          .-ven, siéntate en mis rodillas; si alguna vez te apetece vestir estos hábitos, te estaremos esperando con los brazos abiertos, pero no tengas prisa, primero termina una carrera a poder ser de profesora o de psicóloga; aquí ni necesitamos ingenieros, arquitectos ni astronautas. Ahora vete mocosa, te están esperando
.-adiós Inma, nunca os olvidaré
         .- ¿te puedes ir de una vez mocosa?
    Cruzo la verja y se monto en el coche, en la parte de atrás junto a su padre.  Luego dieron marcha atrás, encendieron los faros y marcharon, mientras ellas dos tras el ventanal miraban en silencio como se alejaban aquellas lucecitas rojas traseras hasta perderlas de vista.
             Hasta siempre Angélica y que logres tu deseo: SER FELIZ.

lunes, 10 de marzo de 2014

Angélica-26.- Probabilidades

   La noche del jueves en la biblioteca, cuando llegó Sor Beatriz, se encontró a Angélica sentada y pensativa.
    .-Tranquila pequeña, todo va a salir bien
.-eso espero, me juego el cuello
    La hermana se quedó sorprendida, no entendía nada.
     Al momento llegó la superiora.
        .-buenas noches, ya estamos todas, cada vez que nos juntamos me da la risa, quien me iba a decir a mí que me escaparía de mi cuarto de tapadillo sin que nadie se enterase para reuniones nocturnas y clandestinas, por un lado me parece que está mal, pero por otro me resulta emocionante
.-tengo que hablar con ustedes, pero tiene que ser un secreto
    .-parece mentira que dudes de nosotras
         .- ¿quieres que cambiemos nuestro testimonio a favor de esa familia?
.-no, eso está todo arreglado, no hay problema, se que estaré bien con ellos
    .-ojalá que el juez piense lo mismo
          .-ahora la que estoy preocupada soy yo
.-es muy sencillo: quiero que todo el apoyo que me han dado a mí, se lo den a Fátima
     .- ¿a quién?
.- a Harry
     .-a esa niña no hay quien la domine
.-ahí está el problema, es lista y puede ser algo en la vida, pero le da vergüenza cambiar y perder su aspecto temerario que le hace ser la líder, por lo que no se tiene que enterar nadie de que estudia, de que aprueba exámenes y todo eso, aunque saque un diez, siempre dirán que esta suspensa, ante todas, ella seguirá siendo la rebelde que no aguanta a ninguna de ustedes y que es capaz de zurrar a cualquiera que le plante cara o se le cruce en su camino
        .- ¿tú crees que será capaz de aguantar?
.-está deseando, pero no quiere mostrar sus complejos
   .-todo sea por darle una oportunidad, me las ingeniaré para darle clases aunque sea por la noche
.-de ustedes depende su futuro y el mío
       .- ¿el tuyo?
.-sí, me ha advertido de que si alguien se entera me raja la cara
       .-otro reto difícil y de secretos
.-parece muy lista, seguro que aprende rápido y una vez que se sienta a gusto, puede ser que sea ella misma la primera que lo reconócenosla ante las demás
        .-eso ya me parece más difícil, pero después de conocerte a ti y tratar afondo con Sor Beatriz ya no me extraña nada
    .-cuanto voy a echar de menos tu apoyo y tus ideas Angélica
.-para eso ya está tu amiga Inma
        .-vamos, a dormir y para ti mocosa soy la madre superiora (achuchándola entre sus brazos y sonriéndole)
.-hasta mañana madre, adiós Bea
      Ellas aún tardaron bastante en irse, pensando en cómo cumplir el deseo de aquella pequeña embaucadora.
     Según subía con sigilo las escaleras dirección al dormitorio, se encontró de frente con Harry; estaba allí sentada, en los peldaños, apoyada semidormida en la pared.
 .- ¿Qué haces aquí?
    .-esperándote, ¿y tú de conde vienes a estas horas?
.-no puedo decírtelo, pero pronto lo sabrás
    .-lo he estado pensando, ¿tú crees que si estudio, podría ser enfermera?
.-creo que sí, además, siempre te queda el recurso de meterte a monja
    .-oye de mí no te cachondees
.-no te preocupes, ya hablé con ellas y están de acuerdo, nadie lo sabrá, pero te va a tocar esforzarte, Sor Beatriz es muy exigente
    .-bueno el primer paso, está dado
.-Fátima, seguro que serás una buenísima enfermera, todos estarán orgullosos de ti
    .-quisiera tenerlo tan seguro como tú
.-pues vamos a dormir y sueña con el futuro; soñarás cosas distintas, mejores y peores, luego elige tu destino y lucha por él
    .- ¿y si en el sueño me veo viviendo de lujo siendo un zorrón y luego trabajando entre enfermos y viejos todo el día por un puto sueldo de mierda? ¿Qué elijo?
.-eso es tu problema, pero piensa también en las probabilidades
    .- ¿Qué es eso?
.-si estudias, algún día te saldrá un trabajo en lo que te guste por el que cobraras un sueldo para vivir.  Eso tiene un 90% de posibilidades.    Si no estudias y terminas como un zorrón; que no caigas en el vicio de la droga, que tu chulo no te mate de una paliza y que además vivas en una casa llena de lujos; calculo que un 0.00001%.   Así, que si no eliges estudiar, mejor juega a la lotería, tienes más posibilidades de tener algo que llevarte a la boca y no una asquerosa polla cuando seas mayor
    .-nunca te había imaginado hablando así
.- ¿no estamos hablando claro? Pues eso es lo que te espera
    .-claro, visto así para que hacer caso a los sueños
.-duérmete y sueña con cosas bonitas, por lo menos descansarás bien
    .-hasta mañana Sor Angélica
.-adiós temible Harry
    El sábado por la tarde, cuando ya estaban todas sentadas en el aula, entro la superiora.
         .- ¿querría saber si puedo asistir a estas charlas?
    .-depende de todas
        .-ya sé que aquí hablamos de igual a igual
            .-que bien ¿y luego? (saltó Harry)
      .-tras esa puerta, lo que haya aquí no existe, doy mi palabra
           .-hermana a mi no me importa que se quede, pero si se incomoda o nos corta el royo que se salga
    .-de eso podéis estar seguras
         .- ¿Dónde me siento?
   .-ahí, entre ellas, para que nos resulte más cómodo si os parece la seguiremos llamando madre
              .-a lo que íbamos, a mí la prostitución me parece tan respetable como cualquier otra profesión
    Y así comenzaron a discutir un tema que se entremezclo con distintos aspectos asociados ella, aunque de estos hablarían otro día con más profundidad.
    .-bueno chicas, madre, hasta el próximo sábado ¿volverá?
       .-sí, aunque he de reconocer que me cuesta, aunque hay cosas que…
    .-a ellas también les cuesta y más estando usted aquí, pero recuerden, tras pasar esa puerta, esto no ha pasado excepto en nuestra mente.
    (Camino al ensayo del coro)

     .- te podías haber cortado un poquito
.-a no, ya le dije que se preparase el tema
     .- ¿pero cómo se iba a imaginar ella tu postura?
.-igualito que yo me imaginé la suya
     .-eres terca
.-solo he dicho lo que muchas no te atrevían a decir
    .-esto lo has hecho por Harry
.-usted me enseñó, que a los sitios hay que ir preparada y es lo que he hecho
    .-me alegro de tener una alumna tan lista y un revolcón tampoco le viene mal, para que vaya aprendiendo
.-Ssss que las paredes oyen
    .-vamos a ver si hacemos cantar a estas chicharras
.-ja, ja, que mala es, no da puntada sin hilo.
    Ensayaron, cenaron y a seguir con la rutina.

   De nuevo, una noche más sentadas en los peldaños de la escalera:
   .-oye Angélica, ¿por qué has sacado ese tema esta tarde?
.-porque esa discusión nos podía dar a todas algún tipo de información para pensar sobre ello
     .-yo me creía que no la ibas a defender, que estabas en contra
.-y no la he defendido, solo he justificado ciertos casos de necesidad extrema y transitoria a la vez que he condenado la prostitución de tapadillo
     .-entre tú y la superiora la habéis tenido gorda
.-no, ella no se ha atrevido a entender lo que yo decía
     .-es que tu explicación sobre las putas monógamas pasadas por la iglesia, nos ha dejado a todas de piedra
.- ¿y por qué no la habéis rebatido?
     .-porque tenias razón, además entre tú y la superiora, no dejabais meter baza; en vez de una discusión entre todas, parecía una charla con dos ponentes sin derecho a opinión exterior; hasta sor Beatriz se ha tenido que callar, porque ni la escuchabais cuando intentaba decir algo
.-lo siento me he implicado demasiado, pero tengo razón
     .-tengo una duda a la que no dejo de darle vueltas. Ahí durmiendo hay muchas chicas, ¿por qué me elegiste a mí y no a otra para charlar en la escalera?
.-yo no te elegí, te elegiste tu misma el día que entraste por la puerta
     .-yo no te mandé despertarme la otra noche
.-todas te tienen miedo, tú solo te tienes miedo a ti misma
     .-y si yo no digo nada, todo seguirá igual
.-no, porque cuando pase un tiempo y se aplaquen tus complejos,  tú serás quien de orden a las demás que hinquen un poco más los codos a la hora de clase
     .-pero si lo digo, perderé mi poder sobre ellas
.-no, porque lo que ocurre, solo tú lo sabrás; las demás no sabrán nada y te seguirán temiendo, por eso te obedecerán
     .-perdona, ¿me has llamado acomplejada?
.-sí, solo se muestra diferente, quien no se acepta como es
     .-entonces tú, también estas llena de complejos
.-pues sí, tal vez demasiados, pero intento saber quién soy y cuando lo averigüe, quizás me decida a ser profesora, monja, puta, tal vez me case o simplemente me quiete la vida, no sé
     .-estás muy, pero que muy loca
.-puede ser; aun no me conozco lo suficiente, para decir que sí o que no
     .-o sea, por lo que me estás diciendo, quieres que sea yo la que haga estudiar a las demás con mi ejemplo
.-no. Con tus dotes de mando
       .-Ssss se oyen pasos; rápido a la cama, alguna hermana se ha levantado y viene hacia aquí a ver si estamos todas dormidas
    Efectivamente; una silueta subió la escalera y recorrió el pasillo hasta el final comprobando que todo estaba tranquilo, antes de volver por donde había venido.
    Un tímido susurro se escuchó en el dormitorio.
     .-hasta mañana
.-adiós, felices sueños...........
        Llegó el día marcado con un círculo rojo en el calendario del despacho de la madre superiora.  Antes de romper el alba, se subieron a un taxi que esperaba tras las verjas  y se dirigieron las tres a la ciudad, donde cogerían un autobús y a su llegada al destino las esperaría el padre de Angélica para llevarlas al juzgado.  Se había decidido que la entrevista con Angélica se produciría por la mañana (cerca de la hora de comer) y haciendo una excepción la vista se realizaría por la tarde.  Debido a lo cual, ella comería en el interior del juzgado.

domingo, 9 de marzo de 2014

Angélica-25.- Donde las dan las toman


    El lunes por la tarde, sonó el teléfono
      .- ¿Sor Inmaculada?
           .-sí, quien es
     .-soy el abogado, tenemos día aproximado para el caso de Angélica
           .- ¿cuándo?
     .-espere que le explique, no sabemos el día fijo, pero va a ser la primera semana de octubre, pero en vez de tener que venir dos veces o acercarse hasta allí el juez de menores para tomar declaración a Angélica, hemos solicitado que el mismo día, primero tome declaración y luego se celebre la vista, por lo que está mirando su agenda para decirnos el día fijo.
           .-o sea que va a ser ya
     .-sí, mientras declara Angélica, ustedes y yo repasaremos las preguntas que les realizaré y sus respuestas, así como las posibles que les puedan hacer el resto de abogados.
           .- ¿cree que se lo debo comunicar ya, o esperar al fin de semana que viene?
      .-quien mejor la conoce, son ustedes, haga lo que crea más oportuno
    Al salir del aula de estudios, la madre, aprovechó para cruzarse en el pasillo con Sor Beatriz, chocándose con ella hombro con hombro.
       .-Bea, esta noche en la biblio
   .-vale
    No quería volver a meter la pata, así que prefirió consultarlo antes de hacer nada.
     En la oscuridad, Sor Beatriz esperaba tras el ventanal mirando hacia el cielo. No sabía que pasaba, pero tenía que ser algo importante para que la madre utilizase el nombre de Bea.
        .-perdone la tardanza
   .-estoy preocupada desde esta tarde
        .-la primera semana de octubre, se ve el caso de la custodia o acogida de Angélica
    .- ¿tan pronto?
        .-sí, ¿se lo decimos ya o esperamos al fin de semana?
    .-yo puedo ir dejándole caer algo, poco a poco
        .-no sé, yo preferiría que lo hiciésemos las dos juntas
    .- ¿pero cómo?
        .-planteando la acogida como tema del sábado que viene
    .-si  iba a proponer ella otro
        .-como usted dijo: eso no quiere decir que sea elegido
    .-pero el sábado queda muy lejos, para eso se lo decimos por la noche aquí
        .-pues habrá que poner una excusa para adelantarlo
    .-pensemos con tranquilidad y mañana antes de clase me paso por su despacho
        .-hasta mañana
    .-que descanse, yo me quedare aquí un ratito más
     La acogida, la custodia, aquello era un tema complicado para aquellas niñas que tal vez solo encontraron en la calle y delincuencia aquella familia que les faltaba en casa.
      Al momento volvió a entrar en la biblioteca la superiora.
    .-que susto me ha dado
        .-Perdone, pero he pensado que lo diga usted
   .-yo creo que con usted en su despacho, estaría más tranquila
     De pronto lo madre se echó a reír a carcajadas.
   .-Sssss calle madre, ¿pero qué le pasa?
        .-que somos tontas, estamos cagadas de miedo, ¿porqué?, Porque tenemos que dar una buena noticia por fin
   .-tiene razón, si es lo que está esperando desde hace ya tiempo
        .-anda, que vas de lista y eres más tonta que el asa de un cubo, que por cualquiera se deja coger
   .-madre ha bebido
        .-no, ¿pero si tuviese algo a mano?
    .-pero madre
        .-ya está; en la cocina seguro que hay vino
   .-yo debo de estar soñando
       .-y se libra el de la sacristía, porque es para la eucaristía
   .-nada, pues iré a la cocina a por vino, usted espérese aquí vuelvo en dos minutos
       .- ¿como es el vino blanco o tinto?
   .-blanco
        .-pues nada, siéntese aquí y hasta que se lo acabe
    .-no entiendo nada
       .-no hay nada que entender, que yo me voy a dormir, vaya una mierda de vino que ha traído
   .-me saca de quicio
       .-ya era hora, tenía ganas de que probase su propia medicina
   .- ¿Qué dice ahora?
       .-hasta mañana y que no le haga daño ese brebaje que hay en el cartón; adiós Bea
   Sor Beatriz se sentó, cogió el brik y se echó un trago
   .-esto está asqueroso. Señor perdónanos, no sabemos lo que hacemos
    Volvió a llevarlo a su sitio y se fue a dormir después de beber un poco de agua para quitar de su boca aquel sabor tan repugnante.
       El miércoles. Como casi todos los días, la superiora se acercaba a la cocina a media mañana para tomar un café y echar un parlao con Sor Úrsula mientras preparaba la comida.
    Justo al salir al pasillo, por allí pasaba Sor Consuelo.
        .-mire que bien, le voy a pedir un favor
   .-diga usted, madre
        .-localice a Angélica y que venga a la cocina
    .-enseguida madre
        .-buenos días, prepare un café más
              .- ¿para quién?
        .-para Angélica, he quedado en que viniese ahora
.-buenos días, ¿qué quería madre?
         .-primero nos tomamos un cafetito aquí con Sor Úrsula y luego vamos a mi despacho; lo primero es lo primero
.-pero tengo los cristales a medias
       .-tranquila, si te da tiempo
   Hablaron un poco con Sor Úrsula, mientras respiraban el aroma tan rico que desprendía en forma de vapor la gran pota en la que estaba preparando un suculento cocido.
       .-bueno hermana aquí la dejamos con sus fogones
.-madre, ¿pasa algo?
        .-entra que te cuento. Siéntate.  
.-me está preocupando
       .-tranquila, próximamente, volveremos a la ciudad
.-vale ¿y a qué?
       .-te explico: como te dijimos, hay una familia que quiere tenerte en acogida y tu madre ha solicitado tu custodia
.-de mi madre mejor no me hable
       .-que no se te ocurra repetir eso en mi presencia
.-perdone madre
       .- el caso se verá dentro de poco tiempo, eso no quiere decir que vayas a marchar de aquí por ahora, te impusieron una sentencia excesiva y aunque yo no lo entienda si no hay revocación te tocara estar con nosotras bastantes meses
.-no me importa
       .-como te dijimos, nos han llamado para testificar sobre tu conducta y yo voy a inclinarme porque te acoja esa familia
.-se lo agradezco
         .-tienes tiempo de pensarlo, si prefieres otra cosa dínoslo antes de que llegue el momento
.-me gustaría vivir con mi padre
      .-y a mí que lo hicieras, pero ya sabes cómo están las cosas
.-pero ¿de dónde es esa familia?
      .-vive a unos kilómetros de donde eres tú y trabajan en la ciudad, o sea que iras a clase de nuevo con tus amigas y podrás ver a tu padre siempre que quieras, aunque eso depende del juez
.- ¿le importaría que nos viésemos esta noche con Sor Beatriz donde siempre?
       .-mejor mañana. Cuando la veas esta tarde, solo dile: ya lo sé Bea. Ella te entenderá, yo le diré que mañana jueves, por la noche nos vemos
     Como es normal, Angélica, tenía dudas de todo lo que podría suceder, aunque no le preocupase excesivamente.
     A media noche, se levantó y se acercó a la cama de Harry, ella se hacía llamar así, aunque en realidad su nombre era Fátima (la interna más rebelde, reincidente y desahuciada que había en el internado)
.-Harry
    .- ¿qué tripa se te ha roto tía?
.-quería hablar con tigo
    .-espérame en la escalera, ¿pero si nos pillan?
.-diremos que es culpa mía
    .-de eso nada, la culpa es mía, te he hecho ir para tener bronca con tigo
.-de acuerdo
     Se sentaron en los peldaños.
     .-a ver, ¿que le pasa a la mosquita muerta de Sor Angélica?
.- ¿como es estar con una familia de acogida?
     .-un coñazo, se creen que son tus padres y son una mierda
.-pero te cuidan y te ofrecen una posibilidad
     .-qué coño, les interesa lo mismo que a estas, el puto dinero
.-pero y si son ricos ¿por qué hacerlo por dinero?
      .-entonces son de esos tontos que lavan su conciencia con la caridad, vas a tener suerte
.- ¿y tus padres?
      .- ¿mis padres? que les den, andan todo el día con la puta droga y al final siempre me llevo las ostias yo, así que en cuanto me sueltan, la vuelvo a armar y punto, aquí soy la puta dueña del dormitorio
.-me parece que me voy a ir de aquí dentro de poco
      .-no jodas, que no se entere nadie, pero desde que tú nos das clases de apoyo, entiendo las lecciones y me estaban empezando a gustar las matemáticas
.-le diré a Sor Beatriz que te preste más atención
       .-no tía, fastidiarías mi reputación
.-  ¿y cuando cumplas los dieciocho?
      .-pues a la cárcel o de puta de algo habrá que vivir
.-pero yo no quiero eso para ti, eres inteligente y podrías estudiar algo, peluquería, informática, algún modulo de esos con el que poder ganarte la vida como una persona normal
      .-no te metas en mi vida o antes de que salgas de aquí te rajo la cara
.-solo déjame intentarlo, te prometo que nadie jamás sabrá nada, solo Sor Beatriz y la superiora
       .- ¿esa bruja que se hace llamar madre?
.-esa bruja, te tiene bien calada, o te crees que no sé que hablo con tigo nada más entrar para que todas se olvidasen de mi presencia
       .-eso fue una tontería que me venía bien
.-esto es otra tontería que te va a venir mejor; puedes confiar en mi palabra
        .-te juro, que como salga mal, no voy a parar hasta encontrarte y ajustar cuentas con tigo y la culpable de que vaya a la cárcel serás tú
.-vamos a dormir y cuando necesites algo, ya sabes, en la primera litera
         .-hasta mañana Sor Angélica
     Por fin se dio cuenta de que no tenía que tener miedo, al ver la otra cara de la moneda, se alegró de la sentencia dictada en su día y que le había cambiado tanto la  vida.