lunes, 30 de noviembre de 2015

Conformismo



Pasados ya los ochenta,
hasta nada devorando
los caminos de la vida,
tan lejos el nacimiento
tan cerca la despedida.

Años sembrando esperanza,
abonando con cariño
las plantas de este, su huerto,
navegando siete mares
para no llegar a puerto.

Mira el torso de sus manos
cubierto de piel marchita,
pliegue que sobre nudillos
muestra el paso de la vida,
les da la vuelta y sus palmas,
sus palmas están vacías.

Entre los dedos se fue,
con los años Escapó,
el proyecto a largo plazo
que algún día imaginó.

La arena de aquel reloj
cayó por su propio peso,
la rosa se marchitó
como languidece un beso,
las nieves se hicieron agua
el gavilán cayó preso,
y un eclipse enmudeció
la mente que hablaba en verso.

Los ruiseñores no emiten
sus trinos bajo un balcón,
donde una doncella escucha
bajo la luna de mayo
proposiciones de amor.

Por no mirar al futuro
y guardar lo cosechado,
por vivir, el día a día
siendo del vicio aliado,
por no tener más amores
que los que fueron pagados,
solo le queda una frase….
¡váh! que me quiten lo bailado.













domingo, 29 de noviembre de 2015

Tras la cortina



Anhelando tu regreso
aguardando a  que anochezca,
preparo papel y lápiz
para plasmar con mis letras
la delicada silueta.

Mirada expectante, oculta
tras cortinas transparentes,
escondido en la penumbra
como único testigo
de sentires y fraseos
en aquella habitación,
donde el querer es tan puro
que no existe la traición.

El reloj de la plazuela
marca la hora esperada,
se enciende una tenue luz
la que anuncia tu llegada.

Accedes al dormitorio,
entrada siempre triunfal,
ventanas, de par en par,
zapatos vuelan al aire,
y caes sobre aquel colchón
como sin vida quedases.

Mi adoración hacia ti
y el amor que te proceso,
me hacen volver la mirada
cuando desnudas tu cuerpo,
me hacen sentir que si miro
profanare la ilusión,
no podré mirar tus ojos
cuando llegue la ocasión.

Mientras el momento llega
en que me atreva decirte
lo que siento por tu ser,
esperaré cada día
con las luces apagadas
para no dejarme ver.

Amor que tras las cortinas
Oculta su sentimiento,
Amor que te escribe versos
Para cuando estas dormida
Recitárselos al viento.





viernes, 27 de noviembre de 2015

Amor de otoño



    Las hojas ocres y ámbar
ponen alfombras al suelo,
el paseo solitario
se hace dueño del silencio,
de las gotas de rocío
la niebla que empapa el cielo,
del crujir bajo sus pies
el letargo en movimiento.

    Deje de silbar el aire,
que el frío detenga el tiempo,
por estrechas callejuelas
debo recobrar aliento,
para encarar esa cuesta
tortuosa como un sarmiento,
que ha de llevarme a los muros
donde he de abrazar al viento.

    Montado sobre sus lomos
he de dirigirme lejos,
más allá del horizonte
al mundo de los consejos,
un bosque de aspecto anciano
en que descansan los viejos.

    Junto a los sauces llorones
que acarician con sus ramas
las claras aguas del río,
escucharé los cantares
de los musgos que amanecen
en un tronco mal herido,
y los convertiré en versos
que recitarle al oído,

    Después de tan largo viaje
por no escribir lo pensado
se me olvidó el desafío,
y me quedé paseando
sobre el rugir de las hojas
bajo la colcha del frío.
  Se me quebró la esperanza
al tiempo que el corazón
sollozaba su latido.
  Mi alcoba quedó vacía
pues no encontré las palabras
para decir lo más simple…
…cuanto te quiero amor mío.





domingo, 22 de noviembre de 2015

Soledades



La soledad no es tristeza
tristeza es el no poder,
el poder no interesado
interesante el querer,
querer extender la mano
mano dispuesta a ofrecer,
ofreciendo… poca cosa
cosas que son la semilla
semilla que dará fruto
fruto de no recoger,
recoger es cosa de otros
otros que nunca sembraron
sembraran con su bondad,
la bondad será respuesta
respondiendo las preguntas
preguntas en soledad.

imagen de la red




sábado, 21 de noviembre de 2015

El último aliento



    Postrado en aquella cama
sin acompañante alguno,
aburre horas y días
y se hace eterno un segundo.

    En cordel negro azulado
bajo túnica morada
con capucha engalanada
se aproxima hasta su lado.

.---Vengo a buscarte si quieres,
no tengo prisa ninguna,
ni ganas de trabajar,
ni pretendo tu fortuna,

…- ¿Y dónde está el ángel blanco
o el demonio colorado?
esos que dicen intentan
arrastrarme hacia su lado.

.---Nunca creíste en milongas,
¿para qué van a venir?
de ellos ninguno te quiere
buena gana de reñir.

…-En ti tampoco creí,
y ya ves, te has presentado,
al menos a saludarme
para estrecharme la mano.

.--- Yo tarde o temprano llego,
soy amigo inexcusable,
ten seguro que esta vida
tiene un fin irremediable.
Echemos un cigarrillo
mientras piensas lo que hacer,
te quedan cuatro suspiros
¿y me vas hacer volver?

…-Esto es un aburrimiento,
pero después de marchar,
¿qué ocupación hallaré
a que podre dedicar,
el tiempo que mi conciencia
tenga a bien el aguantar?

.---Desde el sitio que tu elijas
podrás el mundo observar,
seguirás haciendo versos
sobre las aguas del mar,
componiendo melodías
con los sonidos del viento,
y engalanaras con flores
el negro del firmamento.

…- ¿Y quién leerá poemas
sin tinta sobre el papel?
¿quién escuchará mis notas
con aroma de laurel?
¿quién llorará mi tristeza?
¿quién gozará mi alegría?
¿quién esperará sentado
el alba del nuevo día?

.---Nadie tal vez, tal vez nada,
o quizás los que se fueron
sin creer en la otra vida,
estarán allí esperando
a las olas en la orilla,
para leer tus poemas
para escuchar el murmullo
encantador de la brisa.
Para soñar tus anhelos
y devolverlos al mar,
en lágrimas y sonrisas
para que tú las recojas
y vuelvas a recitar,

…- Pues vas a tener razón
¿qué diantres hago yo aquí?
mejor, me marcho contigo,
he de pedirte un favor.
Despedirme del amigo
que aquí he de dejar postrado,
el soportador de vicios
que al final lo han enfermado.

.---- Despídete que nos vamos,
la buena nueva te aguarda
para que desde un balcón,
repartas bellas guirnaldas
en ese mundo de muertos
donde falta un trovador,
de entre todos, por azar
a ti, te he elegido yo.

…-Es la hora de partir,
 llegó ya la despedida
compañero en el pasado,
agradezco tu paciencia
todo este tiempo a mi lado.
Espero no echar de menos
tu constante compañía,
me acostumbrare a volar
sin poner los pies en tierra
sin volver la vista atrás
sin contemplar tu agonía.
Que te sea leve amigo,
mejor que no sientas nada
mejor… que no esté contigo.

Imagen de la red








jueves, 19 de noviembre de 2015

Borbotones de Amor



    Por el oscuro suburbio
bajo la luna paseaba,
esperando apareciese
una daga plateada.

Vestido elegantemente
con bufanda blanca al cuello,
y unos zapatos brillantes
que taconean en el suelo.

Silbando una melodía
reclamando al majadero,
que ha de quitarle la vida
para robarle el dinero.

¿¿Dónde estás que no apareces
para asaltar a un señor,
que ha de pagar por su muerte
porque le falta valor.

Apareció en la penumbra
la navaja amenazante
dispuesta a causar la herida,
    .- para coger mi cartera
has de quitarme la vida.

Echó la mano al bolsillo,
y un puñado de billetes
mostró, al truhán inquieto,
sonrió con ironía,
para forzar que el destino
se dirigiera a su encuentro.

Hoja brillante de acero
se introdujo en el costado.
volvió a sonreír de nuevo
apretando bien su mano,
 .- vuelve a intentarlo otra vez,
aún no has ganado tu premio
erraste el intento hermano.

Enloquecido de furia
por la burla regalada,
clavó de nuevo el acero
rompiéndole el corazón,
a plomo cayó en la acera
expulsando a borbotones
la causa de su razón.

Ojos abiertos al cielo
esperan la buena nueva
del ángel que más amó,
a que venga a recogerlo
su amada…. La que marchó.




martes, 10 de noviembre de 2015

Tu pasamanos



   Que no te importe mi cielo
que se te caiga el peinado,
te taparé con mis alas
para que no pases frío
cuando paseo a tu lado.

    No reside en el cabello
la belleza de mi amada,
la llevo grabada a fuego
dentro de mi corazón
y en el alma tatuada.

    Otra prueba que pasar
con honor y valentía,
una bandera que alzar
unidos en la batalla
con firmeza día a día.

    Cada uno de los peldaños
que esta escalera te envía,
yo seré tu pasamanos
hasta llegar al destino,
próxima estación la vida.

    Vida para enamorarnos,
vida para compartir,
vida, vida, vida, vida,
vida… para ser feliz.



martes, 3 de noviembre de 2015

Intenté rezar



Su cabeza, apoyada sobre mi hombro, el brazo sobre mi pecho, medio dormida, las palabras te quiero mucho, su respiración navegando hacia el Olimpo,   al tiempo que sus dedos quedaban quietos,   dejando de acariciar mi inmóvil mano.

La oscuridad rota, por el reflejo de una lucecita verde, la que indica que el interfono está encendido.    Una tenue claridad, intenta colarse por las rendijas de la persiana, levemente mal cerrada.  Y un silencio interrumpido por el tragar de una garganta, que no da abasto a engullir tanta lagrima.

Nadie acudió a recoger mi plegaria.     Solo una inmensa cinta de raso rosa que en ese instante nos envolvía,  con un rosetón provocador, haciendo de su final un hermoso  lazo.
Así que simplemente a ella me pude dirigir:
Que supiera que no iba a permitir que apretase más de lo necesario, para estar si cabe, más unidos que nunca.
Una sensación de felicidad  pareció recorrer mi cuerpo, tal vez, como agradecimiento a esos pensamientos.

Luego, antes de dormir, agradecí su fiel compañía a aquellas cosas;
La soledad;  Confidente de tantos llantos reprimidos.
Al silencio; pues los sentimientos mudos, son la semilla de la palabra.
A esa lucecita verde, que tras cerrar los ojos, se había quedado grabada en mi retina.
Como no.  A mi bella durmiente, por seguir abrazada a mí, incluso en sus sueños.

Tras esto me dormí, no sin antes susurrar……
…….. Amor mío… Te Quiero.





lunes, 2 de noviembre de 2015

Una película




Tarde de martes….  otoño.….  Hojas amarillentas cubren la calzada……   la lluvia intermitente hace el paseo poco apetecible….  Llaman su atención las luces intermitentes de una marquesina………..
La proyección ya ha comenzado……. Sentado justo al lado, de la salida de aire caliente, la tiritona de su cuerpo empieza a desvanecerse….  las siluetas de la pantalla se difuminan, dejando que solo el sonido, cree sus propias imágenes en el relajado cerebro….

     Convertido en actor, en un contexto afín a sus inquietudes, transforma el sufrimiento en placer   …. Los campos de minas en prados inmensos…. Las trincheras en parques de juegos….  Las armas en paraguas de chocolate….   Toda la agresividad bélica del film, se ha convertido en PAZ.


       Es espectacular, se dirigen en su avance hacia el patio de la escuela un escuadrón de coloridos payasos, del cielo caen sacos de golosinas atados con globos y al caer al suelo, detonan, haciendo sonar música de campañillas tintineando, dejando salir cientos de confetis.

  Las canciones infantiles inundan verdes praderas  haciendo que se balanceen de un lado a otro los tallos, en cuyos extremos, con una gran sonrisa dibujada, se encuentran margaritas amarillas y blancas que invitan a elevarse al cielo a infinidad de pensamientos.

   Una mano se apoya sobre su hombro…. Abre los ojos..  Allí a su lado se encuentra el acomodador... hace rato que la película ha terminado.

  De nuevo en la calle, entra en una tienda de juguetes…. Hasta llegar andando a su casa, debe de atravesar las calles semidesiertas de un barrio algo conflictivo, los niños prepotentes en manada lo acechan con su mirada….  Se acerca a ellos sin miedo…. De su bolsillo, saca unos caramelos y unos cuantos objetos transparentes.

  Feliz se dirige hacia su casa…..  Aquellos, siempre maléficos adolescentes, quedan jugando bajo una farola……..  Esta noche han cambiado las navajas por canicas…….  Hoy aquella calle….. Tendrá unas horas de PAZ.